SACERDOCIO

Al contrario del que acontece con muchas vertientes de la Tradición Diánica, principalmente los ramos feministas de ella, aceptamos personas de ambos sexos como miembros de nuestra familia mágica. Así siendo, nuestro Sacerdocio también es dividido entre mujeres y hombres.

Las iniciaciones de nuestra Tradición pueden ser desempeñadas por Sacerdotes de ambos sexos indistintamente, independiente del género de la persona a ser iniciada. No usamos la forma de iniciación basada en la polaridad tan común en las Tradiciones más radicales del Arte, ni la transmisión de linaje solamente por medio de una Alta Sacerdotisa, como es usual para muchas Tradiciones Diánicas.

Creemos vehementemente que quién verdaderamente inicia alguien son los Dioses. Creemos que un Sacerdote es meramente vehículo para la realización de la Iniciación. Así siendo, el género del Iniciador no influencará de forma alguna en el proceso de transmisión de poder, linaje y enseñanzas al Iniciado.

De esta forma en nuestra Tradición es posible la creación de Covens y Groves mixtos, o de sólo un sexo, y aun así sean clasificados como Diánicos. Consideramos que el Dianismo se basa en la supremacía a la Diosa en su práctica, filosofía y estructura y no en el sexo de las personas de los grupos que reverencian la Gran Madre.


Copyright ©2006 Tradición Dianica Nemorensis