PODER

Nuestra Tradición cree que es hora de restablecer el Poder Personal en cada un de nosotros pues sólo así será posible alcanzar la Totalidad del ser, que es el objetivo primordial de la religión Wicca. Así, creemos que el contacto directo con El Divino y lo retorno de la Diosa es una de las muchas posibilidades para que esa Totalidad sea alcanzada y para que la cura del ser se promueva. Vemos el Poder como algo inherente a todos los seres humanos. Como Diánicos, damos un gran valor al femenino quiere sea en la sociedad o religión y de ahí que creemos que las fuentes de Poder se manifiestan de formas distinguidas en hombres y mujeres:

Las fuentes de Poder se manifiestan en las mujeres:

- por haber nacido mujer
- por se sentir mujer
- por el reconocimiento que su sangre es sagrado
- por el rescate de los misterios de la sangre a través de la menarca, concepción, gestación, croning, etc

Las fuentes de Poder se manifiestan en las demás personas:

- por el contacto con la naturaleza
- estableciendo la conexión con El Sagrado
- pela celebración de los ciclos lunares y sazonáis
- por el rescate de los misterios de la sangre presentes en los ritos de nacimiento, muerte y la celebración de los ciclos interiores a través de Ritos de Pasada.

Este poder de que hablamos no es el Poder dominador, pero sí el Poder interior capaz de todo transformar. Los ejemplos datos arriba son algunas formas mágicas de tocar este Poder reconocidas por nuestra Tradición, de forma que él sea canalizado en dirección a los cambios que deseamos ver en el mundo, construyendo el significado de nuestras vidas.

La Tradición Diánica Nemorensis, así como los muchos caminos del Dianismo, cree ser llegado el momento de restaurar nuestro Poder: poder sobre las circunstancias de nuestras vidas, sobre el nuestros cuerpos, sobre nuestros antojos, el poder del Divino en cada un de nosotros, el poder de controlar nuestras propias vidas.

Restaurar nuestro Poder personal e interior hará de nosotros verdaderamente libres


Copyright ©2006 Tradición Dianica Nemorensis