ANCESTRALES

Un de los fundamentos que distingue nuestra Tradición de otros ramos del Dianismo y del Arte de una forma general es nuestro énfasis en la reverencia a los Ancestrales. Nutrimos un respeto profundo por los que vinieron antes de nosotros.

La creencia de que los Ancestrales viven en espíritu es muy antigua y fuertemente enconrajada por nuestra Tradición. El culto a los Ancestrales y el respeto a los más viejos en el Arte, los que preservan la sabiduría ancestral de nuestro pueblo, es fundamental para nosotros.

Encaramos nuestros Ancestrales como los intermediarios entre el mundo de los Dioses y hombres, lo que en los pandilla al Sagrado y la nosotros mismos.

Consideramos y prestamos culto a la 4 niveles distinguidos de Ancestralidad en nuestra Tradición:

 

Los Ancestrales del Arte: aquellos que fueron importantes para la Brujería como un todo o para nuestra Tradición en particular y que hoy no caminan más sobre la Tierra

Los Ancestrales de la Sangre: Nuestros parientes y familiares que ya hubieron partido para el País de Verano

Los Ancestrales del Espíritu: Personas amadas y queridas, que no hubieron formado ni de nuestra familia de sangre ni del Arte, pero que amamos profundamente mientras vivieron

Ancestrales de la Tierra: Aquellos que aquí residían antes de nuestros ancestrales se apoderar de sus tierras y riquezas.

Los Ancestrales son invocados e invitados a dividir de todos nuestros ritos. Cada miembro de nuestra Tradición es incentivado a prestar culto y estrechar lazos con sus Ancestrales usando el ritual para eso. Creemos que la conexión espiritual con nuestros Ancestrales en los hace llenos, enteros completos. Al honremos los Ancestrales honramos nuestra historia, la nosotros mismos. A través de ellos fortalecemos nuestros espíritus y conectamos nuestro pasado, presente y futuro.

 


Copyright ©2006 Tradición Dianica Nemorensis